www.jorge-guerrero.com

La Violencia en la Familia

La violencia de género tiene su sede principal en la familia, el matrimonio y las relaciones de pareja; en su papel tradicional de esposa y madre con la capacidad restringida, sometida a la autoridad del varón, cabeza de familia y jefe del sistema patriarcal.

En este punto es donde debemos situar la lucha contra la violencia de género, explicando que sólo es una cuestión política que no puede considerarse como un tema privado que únicamente debe preocupar al círculo familiar e íntimo.

La dominación es otra forma de poder. El patriarcado es una ventaja injusta construida por la imposición de un sistema de relaciones de poder mediante la violencia y el sometimiento.

La violencia doméstica se establece de forma progresiva y se agrava con el tiempo. Pueden comenzar con agresiones psicológicas para ir aumentando a agresiones verbales, físicas y terminar con la muerte violenta.

Aunque las mujeres se dan cuenta cuando reciben las agresiones, la mayoría de ellas no consiguen darse cuenta de cuál es el grado de violencia, por lo que resulta muy difícil para algunas mujeres defenderse y alejarse de su maltratador una vez pasada la fase de agresión.

La existencia de antecedentes de violencia debe ser considerada como un factor de riesgo importante aunque la relación en su momento actual sea satisfactoria e incluso positiva.

El ciclo de la violencia de género comienza con un momento de tensión entre el maltratador y su víctima, luego hay una explosión de hostilidad y tensión por medio de un incidente violento, luego sigue el arrepentimiento que posteriormente conlleva a un periodo de tranquilidad hasta que el ciclo vuelve nuevamente a repetirse.