www.jorge-guerrero.com

Guía de Sexualidad > Zonas erógenas

Los órganos clave en la mujer

Una de las razones por las que las caricias resultan tan poderosas y son gozadas tanto por las mujeres es que las excitan y relajan, preparándolas para el coito. Para las mujeres, el coito solo es bienvenido cuando se siente dispuesta y han tenido suficiente estimulación para que la vagina se lubrique y dilate a fin de recibir el pene. Sin la oportunidad de elevar el nivel de hormonas sexuales a través de una estimulación sexual adecuada, el coito puede ser muy incómodo para ella.

La mayoría de los hombre subestiman cuanto tiempo lleva este proceso, ya que sus propias erecciones se dan con mucha mayor rapidez.

La mayoría prefiere recibir las caricias iniciales en otras zonas que no sean en los pezones y genitales hasta que comienzan a excitarse; luego le serán placenteros. Sólo cuando una mujer se ha excitado lo suficiente desea que su pareja acaricie sus genitales. El gusto de las mujeres no es universal, pero la mayoría prefiere que las caricias genitales sean suaves y que los movimientos adquieran fuerza y vigor solo cuando están a punto de alcanzar el orgasmo.

Anterior [1] [2] [3] [4] Siguiente