www.jorge-guerrero.com

Guía de Sexualidad > ¿Qué es la sexualidad?

Cámaras

Según el Diccionario de la Real Academia Española, la de finición de Sexo es: (Del lat. sexus).
1. m. Condición orgánica, masculina o femenina, de los animales y las plantas.
2. m. Conjunto de seres pertenecientes a un mismo sexo.
3. m. Órganos sexuales.
4. m. Placer venéreo.

Y la definición de sexualidad: (De sexual).

  1. 1. f. Conjunto de condiciones anatómicas y fisiológicas que caracterizan a cada sexo.
  2. 2. f. Apetito sexual, propensión al placer carnal.

La sexualidad es muchas cosas: un objeto de estudio, una adicción, una forma de relajarse, un estimulante o una fuente de placer total; pero también puede ser otras cosas muy distintas: puede ocasionar frustraciones, inhibiciones, o transformarse en un instrumento de afecto, de amor y, además, ser utilizado para la reproducción de la especie. En suma, la sexualidad es mucho más que salud, que amor y que placer.

La sexualidad no tiene edad, ni estado civil. Deja su sello a cualquier edad, crea sus reglas de comportamiento y evoluciona con la historia de la cultura, de la sociedad y de cada hombre y mujer en particular.

¿Cuándo tenemos conciencia de que somos seres sexuados? La identidad sexual no está basada solamente en una condición biológica, sino que en gran medida es una convicción y, como tal, está determinada por factores culturales y sociales que, prácticamente desde que nacemos, moldean esa idea.

La vida ha sabido crear la sexualidad, el erotismo, el amor y la ternura. Como seres humanos tal vez podamos sobrevivir sin amor, ternura, erotismo, pero vivir a plenitud sin estas dimensiones muy difícilmente será posible. El enamoramiento, la formación de relaciones amorosas y eróticas juegan un papel importante en la vida de las personas, para bien o para mal. Desafortunadamente para una buena proporción de las personas no lo es para bien.

Hombres y mujeres estamos perfectamente dotados para que nuestra sexualidad nos aporte un sinfín de sentimientos, sensaciones y emociones, que de nosotros dependerá en buena medida que sean lo más placenteros posible. Quizá no exista otra cosa de la que podamos disfrutar tanto desde que nacemos hasta que morimos, ya sea solo o acompañado.

Cada persona es un mundo, y nuestra sexualidad, un puzzle complejo, por tanto, no existe una única forma de sexualidad femenina o masculina. Lo que a uno le guste a otro puede ser insuficiente, desagradable, e incluso cuestionable.

Todos los seres humanos estamos dotados de un programa genético, de un sistema hormonal, de órganos genitales y de diferentes sistemas nerviosos con que confluyen en una misma estructura psicofisiológica que es la que establece la dimensión biológica de cada ser humano que establecerá la base sobre la que se construye el comportamiento sexual.

La dimensión biológica es la responsable de todos nuestros impulsos, nuestros deseos, nuestra capacidad de responder y de recibir una relación sexual. Es también la responsable de las diferencias que en la estimulación y respuesta sexual tenemos los hombres y las mujeres.

Anterior [1] [2] [3] [4] Siguiente