www.jorge-guerrero.com

Guía de Sexualidad > El orgasmo

Un aspecto que con frecuencia preocupa a las personas, en especial a los hombres, es saber identificar cuándo su pareja llega al orgasmo o si realmente lo logra o no. Las conductas que llevan a cabo las personas son tan variadas (jadeos, gritos, movimientos en silencia, etc.) que no es fácil si tu pareja no es habitual. El orgasmo masculino es fácilmente reconocible, ya que salvo caso de “orgasmos secos” (muy infrecuentes), la aparición de la eyaculación señala que el hombre ha llegado al orgasmo. En cambio, es muy complejo saberlo en las mujeres, por lo mejor que puede hacerse es intentar realizar tu parte del sexo lo mejor que sepas y preguntárselo a ella de forma directa. La falta de comunicación, vuelvo a recalcar, es un impedimento importante en todos los aspectos de la vida en pareja. Por otro lado, hay que recordar que el objetivo de una relación sexual no es batir ningún récord o meta, sino disfrutar de la relación en sí.

Los orgasmos simultáneos

Por más que el cine se empeñe en vendernos los orgasmos simultáneos como algo normal, lo cierto es que ambos miembros de la pareja lleguen a la vez, es difícil, sobre todo en los primeros contactos, ya que la pareja desconoce el tipo de estimulación necesaria, el tiempo de respuesta, la postura más conveniente, etc., lo que complica el que la simultaneidad se produzca. Es preferible no marcarse la simultaneidad como una meta, pues nos distraerá y la libido decaerá. Como un pequeño truco, como sabemos que los hombres necesitamos de menos tiempo para estimularnos, será mejor centrar nuestra atención en estimularla a ella convenientemente, y cuando se encuentre lista y cercanas al clímax, que nos lo indique, así lograremos cierta simultaneidad, y no “irnos” antes de tiempo, lo cual suele frustrar a la mujer.

Los orgasmos múltiples

Una de las diferencias entre el hombre y la mujer, es que ésta puede experimentar orgasmos múltiples, es decir, varios orgasmos seguidos sin un periodo refractario entre ellos, aunque no todas las mujeres pueden lograrlo, se cree que sólo un 15% son capaces, pero peor es aún el número que se calcula de mujeres que aseguran no haber tenido nunca un orgasmo. Los sexólogos que señalan que habría un número mayor de mujeres con orgasmos múltiples y menos que se declaren “anorgásmica” si fueran correctamente estimuladas. Digamos que en parte es cierto aquello de “no existen mujeres anorgásmicas, sino manitas torpes”.

En general, se constata un mayor número de orgasmos declarados por los hombres que por la mujer a lo largo de todas las edades. Esto puede ser simplemente porque el hombre responde así mejor a las exigencias sociales, o simplemente porque nos masturbamos con mayor frecuencia, pero también, porque a muchas mujeres les cuesta mucho alcanzar el orgasmo únicamente con el coito, así que el hombre habrá de “trabajar más y mejor” para igualar la estadística. Vamos, si tanto amamos a nuestra pareja, no cuesta tanto esforzarse un poco más para que ella disfrute plenamente de la pareja, además, un buen sexo en la relación ayuda a afianzarla.

 

Anterior [1] [2] Siguiente