www.jorge-guerrero.com

Guía de Sexualidad > El orgasmo

Aunque algunas personas consideran que el tiempo se detiene en ese momento, lamentablemente para nosotros, el orgasmo es la fase más corta de la respuesta sexual.

La duración de la mayoría de los orgasmos es de apenas unos pocos segundos (entre 3 y 15), pero a pesar de la brevedad de la experiencia, la mayoría de las personas no dudan en considerarla como una de las experiencias más placenteras.

Desde el punto de vista psicológico, se ha descrito el orgasmo como “un estremecimiento intenso y culminante que sigue a una acumulación de excitación concentrada en la zona genital y que precede a un estado de total relajamiento y satisfacción” (Eysenck y Wilson), lo que viene a mostrarnos que mucho más importante que los cambios fisiológicos que se producen, son las sensaciones subjetivas que experimenta la persona durantes estos breves momentos lo que marca la significación del orgasmo en las personas.

La irritación y los espasmos que se producen en la cima del acto sexual son únicos, no hay ningún otro proceso corporal que produzca sensaciones tan intensas de excitación y desahogo emocional; en él participan los genitales el sistema muscular y el nervioso. Existe la idea que hay diferentes clases de orgasmo: clitorídeo, vaginal y peneano, aunque no es así.

Las sensaciones placenteras que acompañan al orgasmo son igual de intensas en la mujer que en el hombre; durante el orgasmo, la plataforma orgásmica (tramo exterior del conducto vaginal) se contra rítmicamente entre 3 y 15 veces (un gran número de contracciones fuertes produce un orgasmo más intenso que pocas y débiles); el fondo de la vagina se ensancha y alarga, al elevarse y separarse ésta, el útero se levanta al mismo tiempo que se contrae rítmicamente. El líquido que br5ota durante el orgasmo en la mujer, es lubricante que se expulsa al contraerse violentamente los músculos vaginales.

El hombre consigue su estimulación sexual a través de la fricción vigorosa del pene; mientras que las mujeres son más sensibles a las caricias clitóricas y de la vagina, siendo un número minoritario las mujeres que exclusivamente siente placer con la estimulación de la vagina.

El clítoris aunque de pequeño tamaño,, posee infinidad de terminaciones nerviosas, lo que lo hace muy sensible, unas caricias lentas y en la zona correcta, hará que la mujer alcance el orgasmo. La principal diferencia entre el orgasmo de la mujer y el del hombre consiste en que el hombre segrega y eyacula esperma y la mujer no.

La segregación y eyaculación tiene lugar en dos etapas:

Obviamente, entre el hombre y la mujer existen diferencias fisiológicas, pero ¿son también diferentes las experiencias subjetivas? Pues no, tanto el hombre como la mujer suelen experimentar, o al menos señalan que experimenta sensaciones muy similares durante el orgasmo.

Anterior [1] [2] Siguiente